Para pescar hay que excitar. Todos los peces depredadores sienten especial predilección por los bancos de peces, a la espera de que en algún descuido alguno de ellos quede al descubierto para darles caza.

Los excitadores cumplen la función de fijar la atención de los depredadores de la zona atrayéndolos hasta nuestros señuelos situados alrededor que harán ese efecto de pez herido y aislado de fácil captura y que morderá irremediablemente el depredador.

Además, especialmente los túnidos son peces que generalmente cazan en grupo haciendo que sus presas formen bancos compactos donde fijar sus ataques con mayor comodidad. Justo lo que estamos consiguiendo con nuestros excitadores.

Ven a conocer toda la gama de excitadores. Y recuerda, “para pescar hay que excitar”.

ALL PRODUCTS

Mostrando todos los resultados (3)